FIESTA CONTRA EL FRACKING EN UDÍAS

Los Bonitos del Norte y otros grupos respondieron a la invitación

Imagen: Arantxa Ruiz

 

 

 

No hay medias tintas: hasta que el gobierno de Cantabria no se explique, hay motivos para recelar y mucho de los métodos susceptibles de ser utilizados para la extracción de gas no convencional, no sólo  en nuestra mancomunidad, sino en la franja norte del país: Álava, Burgos, Asturias, Palencia… Reiteramos la invitación a consultar la documentación que, cuidadosamente, va recogiendo el equipo que está detrás del blog Fractura Hidráulica No.

Los Bonitos del Norte en un momento del concierto

Con el objeto de llamar la atención sobre esta problemática, la Asamblea contra el fracking celebró el sábado 19 de noviembre una fiesta musical en los antiguos almacenes de la mina en  Udías. La asistencia fue numerosa: la inquietud social por la cuestión en la mancomunidad se refleja en la demanda creciente de charlas informativas por parte de las juntas vecinales, asociaciones de mujeres rurales..etc de Mazcuerras, Treceño, Udías….y la lista crece. Tres grupos acudieron a la cita de la Gándara: Naheva, Los Castos y Los Bonitos del Norte. En el intermedio fue proyectado el microdocumental Fracking Hell , apoyado en material de  Josh Fox, el director de Gasland. Casualmente, en las mismas horas,también en Delaware, lugar de residencia de Josh Fox, estaban de celebración: han conseguido el acuerdo de las autoridades para parar el proyecto de fracking en su zona. Para pensar…

Momento de la proyeccción del documental. Imagen: Arantxa Ruiz

Nosotros seguimos  a la espera de que las gestiones del Centro de Estudios Rurales de Cabezón para organizar una mesa informativa con representantes de la Consejería de Industria y de la Universidad de Cantabria se concreten en una cita de fecha próxima.

Anuncios

PASIEGOS: CLAVES PARA ENTENDER LA CRISIS

 Liérganes celebra  las jornadas sobre “Naturaleza y Hombre en la Montaña Pasiega”, organizado por la Fundación Naturaleza y Hombre

Foto de Neus de Saavedra. 5º premio en el 2º Concurso de Fotografía de los Valles Pasiegos 2007

 Los temas tratados el 4 y 5 de noviembre han sido diversos: historia y recuperación de la vaca roja pasiega, singularidad de la flora de la comarca, herramientas de ordenación y gestión del territorio y sus recursos –con la intervención del Director General de Ordenación del Territorio y Evaluación Ambiental Urbanística del Gobierno de Cantabria-, humanidad, medio ambiente y paisaje, iniciativas sociales y perspectivas de futuro, entre otros. El sábado, pese a la intensa lluvia, se realizó una visita a Valvanuz, la Braguía y la Vega de Pas. Para terminar las jornadas se proyectó el documental Los valles del silencio, con la asistencia de sus autores, Carlos e Higinio Sainz Crespo. (Si quieres consultar el programa completo pincha aquí)
 
La estructura multidisciplinar de las jornadas han permitido mostrar la singularidad el territorio pasiego, tanto físico como humano, más allá de consideraciones históricas, paisajísticas, sociales o etnográficas. Más allá de las características que el mundo pasiego crea en muy distintos ámbitos, como la arquitectura, el medio ambiente, folclore, etnografía, sociología, filología o historia, la singularidad de la montaña pasiega es que se trata de un lugar en donde se desarrolla una sociedad propia, impermeable a influencias externas sobre la que podemos hacer una asimilación con la sociedad europea actual,  pero de la cual tenemos datos de las consecuencias que se obtuvieron tras los distintos periodos de cambios o crisis y como y cuáles han sido las causas de su colapso.
 
Habitualmente, al enfrentarnos ante lo pasiego, la primera tendencia es a establecer el prejuicio de que estamos ante una sociedad ancestral y tradicional que, condicionada por el entorno, ha sufrido una profunda crisis que la lleva a su desaparición. En la base estaría la crisis productiva de la primera fuente de recursos, la vaca, especialmente de la producción láctea (existe amplia y variada documentación al respecto), y las repercusiones sobre el sector de la transformación de lo lácteo.
 
En lo referido a lo condicionado por el entorno, se establece un ejemplo claro y visible de lo que pasa en una sociedad en donde se explotan los recursos naturales sin plantear su conservación, reposición o mantenimiento, llevando el aprovechamiento del territorio hasta límites casi imposibles, apareciendo fincas y praderías en lugares a priori imposibles para su utilización. Así, el territorio se transforma en base al desarrollo de una técnica productiva de éxito como es la explotación ganadera. Pero a su vez vez esta transformación territorial se convierte en un elemento básico en la génesis de la crisis de recursos posterior.
Estableciendo paralelismos con la sociedad actual, moderna y globalizada, en la vida pasiega se establecen algunos conceptos particulares, propios y ajenos a la sociedad del resto de Cantabria desde el XVIII hasta el segundo tercio del siglo XX, como son
La “deslocalización” de la producción,
la “individualización” de la sociedad
–    la pérdida de biodiversidad y daño medioambiental
la “hiperespecialización” en la técnica productiva
 
La deslocalización de la producción se materializa en una forma de vida en donde la movilidad laboral transforma la vida de la familia en seminómada. Este movimiento constante de la familia, hace que la sociedad en su conjunto se individualice, quedando muy limitado el desarrollo de estructuras sociales más allá de los ámbitos familiares, cuyos lazos son muy fuertes.
 
En lo referido a la pérdida medioambiental, un factor clave es la deforestación que sufre la zona. Debida en un principio  a un factor ajeno a la montaña pasiega como son las fabricas de Liérganes, La Cavada y los astilleros de Guarnizo que obtienen los recursos madereros de la comarca. Lo cual es aprovechado por los habitantes de la montaña pasiega para aumentar la superficie destinada a pastos, impidiendo la regeneracion del bosque.  Primero se deforesta para su uso industrial y después se reutiliza del territorio para su uso pastoril.
 
Estas técnicas de aprovechamiento de la zona desarbolada se centran en la ganadería,  (ovina y caprina en principio y posteriormente bovina) pero con una finalidad de producción láctea. El territorio se transforma para la ganadería y el aumento del rendimiento ganadero transforma el territorio.
 
En suma, en el territorio pasiego se produce una espiral de búsqueda de incremento de una monoproducción basada en los cuatro factores antes indicados que tienen la particularidad que se retroalimentan a sí mismos, no quedando claro cuáles de ellos fueron los iniciales, pero que llevo a limitar la posibilidad de respuesta adaptativa cuando se produjo la crisis o cambio.
 
Analizando las múltiples y variadas intervenciones de las jornadas, la conclusión que obtengo es que me encuentro ante un ejemplo de en qué dirección camina la sociedad actual europea a la que pertenezco y en la cual encuentro grandes y cercanos paralelismos con la sociedad pasiega que ha llegado a su final.
Y es que los pasiegos siempre han sido los primeros en desarrollar, incluso colapsar…. y en resurgir de sus cenizas. Porque al fin y al cabo el ave fénix anida en el Castro Valnera.